Últimas noticias
Home » , , » Fabián C. Barrio: El chaval que follaba con las olas

Fabián C. Barrio: El chaval que follaba con las olas

El ferry se depositó como un tronco arrastrado por la marea en la dársena del puerto de Zanzíbar. Enfrente, la Ciudad de Piedra bostezaba, adormecida. Eran las tres de la tarde. Descendí trastabillando la pasarela y me enfrenté al sol tropical y un desconcertante e inesperado funcionario de algún oscuro servicio de inmigración que, por aquello de poner trabas, me pidió el certificado de vacunación contra la fiebre amarilla, en la esperanza, supongo, de arracarme unos schilling a lo tonto y sin demasiado esfuerzo. Para consternación del mezquino funcionario, tenía el certificado perfectamente en regla. Pasé debajo de un portón de chapa que rezaba Karibu Zanzíbar. El swahili es una lengua rimbombante, audaz, fresca como una acuarela, llena la boca y la garganta de tañidos de campana y repiqueteos de cuerda de guitarra. Karibu, bienvenido, es una palabra preciosa, diamantínea, sinuosa, alegre, parece un pequeño pastelillo de nata. No se puede decir karibu sin sonreír. Resuena en cada esquina, cuando entras a cualquier comercio, cuando penetras en el patio de una mezquita o caminas en cualquier mercado.

Seguir leyendo en www.saliadarunavuelta.com

Share this article :