Últimas noticias
Home » , » Don Solaris. Muerte indecorosa de una abeja

Don Solaris. Muerte indecorosa de una abeja

Don Solaris a su paso por Perú, reflexiona sobre la anticipación que salva vidas mientras siembra decepciones, sobrevuela las líneas de Nazca y comparte la mirada cercana de Rodrigo ABD, el fotoperiodista que se acerca a la gente y sonríe.

Un bonita abeja, llamemosle Maya que es nombre de bicho, nace un día. La desgracia de nacer en un panal es que o eres la reina, o eres parte de los currantes. Maya no tuvo la suerte de nacer con sangre azul y al no pertenecer al linaje real no le quedó mas remedio que empezar a dejarse el pellejo trabajando para el bien de la comunidad.
Maya no tiene fines de semana libres ni se puede coger ningún puente. No se toma una cervecita al llegar a casa después de un duro día de trabajo. No tiene vida social, ni real ni virtual, pues en la colmena no existen ni bares ni facebook. Maya no tiene grandes aspiraciones, ni puede mojar sus penas en alcohol pues en el panal no existen ni las penas ni el escocés de Malta. Un día, Maya sale de reconocimiento a polinizar y esas movidas que hacen las abejas y, en el lapso de un microsegundo, muere reventada contra el visor de mi casco.

Seguir leyendo en New York - Ushuaia

Más sobre Don Solaris en su muro y en su canal de vídeo

Share this article :